Un historia con mucha luz

Desde el inicio de la humanidad nuestros antepasados intentaron acabar con la oscuridad para traer así la luz. Es por eso por lo que podemos decir que de esos primeros intentos, hasta las lámparas actuales hay un largo camino recorrido que podrás conocer a través de este artículo. 

La aparición de las primeras lámparas se remonta al 70.000 a.C. Estas lámparas se caracterizaban por seguir una estructura simple puesto que estaban formadas con tan solo una concha o una roca hueca, que contenía un trozo de musgo empapado en grasa animal y que daba luz con una llama.  A medida que iban pasando los años se empezaron a utilizar otros materiales como la terracota, el mármol y el metal para reforzar el cuerpo de la lámpara, y se sustituyó la grasa animal por el aceite extraído del pescado o las olivas. Un dato curioso es que las lámparas de aceite se empezaron a utilizar de forma generalizada en el siglo IV a.C en Grecia y hasta finales del siglo XVIII fueron el método de iluminación más extendido. 

Siguiendo con la historia de las velas, a menudo también se les agregaba mecha para prolongar la quema de la llama y poder enfocar la luz. Una de nuestras marcas, Studio Grey on Grey conserva esta llama con su colección de velas Twisted en la que podrás encontrar una pequeña variedad de velas de un estilo simple a la vez que elegante, elaboradas con cera de abeja que se quema lentamente y que emite un tono cálido y brillante. 

velas twisted studio grey on grey 

Velas Twisted. Diseño Studio Grey on Grey. Meryac Store. 

Más adelante se descubrieron nuevas fuentes de energía lo que permitió inventar otros tipos de lámparas, como las de queroseno, que fueron introducidas en Alemania en el siglo XIX. Estas lámparas tenían un recipiente con un queroseno en el que se sumergía la mecha o manto que quemaba. El recipiente tenía una chimenea de vidrio o un globo que protegía las llamas de una corriente de aire y así hacer más duradera dicha llama. Dichos recipientes servían para evitar que la cera de las velas manchara las mesas aunque también como elemento decorativo. ¿No te recuerdan estos recipientes a los portavelas de nuestra marca SA13?  

Portavelas Concret Things. Diseño SA13. Meryac Store.  Portavelas True Light. Diseño SA13. Meryac Store.
Portavelas Concret Things y True Light (?) de la marca SA13.

A finales del siglo XVIII, las ciudades se adaptaron al uso comercial de gas de carbón para iluminar la casa y no fue hasta principios del siglo XIX cuando la mayoría de ciudades europeas y estadounidenses empezaron a tener sus calles iluminadas con la luz de gas.

En 1801, Sir Humphrey Davy revolucionó por completo la iluminación tras inventar la primera lámpara de arco de carbón eléctrico. Se trataba de un prototipo que necesitaba perfeccionarse y que con la ayuda de Thomas Edison y Sir Joseph Swann acabaron lanzando la lámpara incandescente eléctrica.

La tecnología de las lámparas eléctricas continúa avanzando y es por eso por lo que en la actualidad se siguen produciendo muchos tipos de lámparas de diversos materiales, colores,  usos y sobre todo más en línea con la sostenibilidad; este último, uno de nuestros valores más importantes. Marcas como AAKS, EMKO y ORIKOMI muestran a la perfección esta evolución de colores y estilos por los que han ido pasando las lámparas.  

  Lámpara Suspensión Plus. Diseño Orikomi. Meryac Store.
Lámparas suspensión de AAKS; Lámpara Suspensión Macaron de EMKO; Lámpara Suspensión Plus de Orikomi

Te invitamos a descubrir otras de las creaciones de nuestros diseñadores con las que querrás decorar tu hogar en Meryac